Sunday, October 20, 2013

PAUL MCCARTNEY NEW - CRITICA DEL ALBUM



Paul McCartney es el único artista en el mundo quien podría salirse con la suya llamando a un nuevo álbum "Nuevo".

"New" no es tan nuevo del todo, ya que el disco está impregnado de clásicos sonidos McCartney y visiones de sus días de pre-Beatle. Pero, ¿realmente importa eso? Por supuesto que no. Lo que importa es que este es uno de los mejores trabajos en solitario de Sir Paul hasta la fecha.

"New" realmente incluye unas cuantas nuevas ideas entre la franja de las más viejas. El LP avanza en un acto de equilibrio un tanto hermético entre la música de McCartney que conocemos y amamos y sonidos más experimentales. Un ejemplo perfecto de esto es el tema "Alligator", una canción conducida electrónicamente que también cuenta con un clavicordio en los versos.

Es esta yuxtaposición entre lo clásico y moderno a través del disco lo que lo hace que sea refrescante. Los aficionados a largo plazo de Macca logran tener las canciones que siempre han anhelado, mientras que Paul demuestra su crecimiento como artista y se mantiene al día con los tiempos.

El paso del tiempo juega un papel importante como uno de los principales temas del disco, especialmente esa asombrosa e inolvidable balada “Early Days.” La canción, una despojada pieza acústica, es el más reciente himno de McCartney a John Lennon, mientras le canta acerca de sus primeros días en The Quarrymen. Las grietas y falsetes en la voz de McCartney dan a la canción una textura, una inusual mezcla de balada country y tradicional. Es un poderoso sentimiento de que la memoria de Lennon sigue teniendo ese control sobre McCartney, incluso 30 años después de su muerte.

Entre las joyas del álbum tenemos “Appreciate,” que tiene un sonido más industrial que rock y “I Can Bet,” que es impulsada por un riff de piano electrónico. La canción "New" toca la fibra sensible, musical y temática, de la pista Revolver "Got to Get You Into My Life", mientras que “Everybody Out There” nos trae un rebotante ritmo y timbre que nos recuerda aquel track de Wings "Mrs. Vanderbilt ".
Si todavía no te has enamorado de la música de Paul McCartney, este album es una gran oportunidad para hacerlo.
"New" podría no referirse a cuán innovador el álbum es, sino a cuantos nuevos admiradores va a conseguir.